Blogia
El Chador Azul

Prensa escrita

Aragón Literario

Reseña de El Chador Azul en el blog "Aragón Literario"

----

[...] Todos viajamos y todos repetimos los mismos gestos. Guardamos en álbumes de fotos los recuerdos de ese tiempo y viajamos con guías ilustradas; asépticas guías que nos hablan de historia y arte, de restaurantes, museos y lugares comunes. Pero estas guías no nos dejan las impresiones personales del viajero. Son manuales, no reflejos de los sentimientos ni de las personas. Son libros ilustrados e impersonales que nos ofrecen todos los datos, pero ninguna impresión.

“El chador azul” es un cuaderno, un diario personal de viaje. Y Beatriz elige el camino difícil, elige la palabra, la forma antigua, la forma personal de guardar el recuerdo.

“El chador azul” tiene la virtud que para alguien como yo, reticente a viajar a los países musulmanes, despertó en mi las ganas de conocer Irán. Seguir los pasos de Beatriz y su madre, utilizar su libro como referencia. Entender, por ella, que además de la típica belleza física de la arquitectura y paisaje de un país, están las personas que nos acompañan, las que conocemos, las que vimos por primera vez, las que nunca volveremos a ver.

Están sus carencias, sus virtudes y sus defectos. Todo por lo que resultan diferentes e iguales a nosotros. Su bondad y su maldad. Su pasado dictando el presente y su futuro por llegar.

Y están oriente y occidente. Nosotros respetando sus reglas, jugando unos días a ser uno más entre ellos, y ellos queriendo huir, escapar y ser como nosotros. Antigüedad y modernidad. Turistas y nativos. Excursionistas y cautivos. Azulejos, vidrieras, agua; música, mercado negro y fiestas privadas al anochecer. [...]
Un país de tradiciones denigrantes en el que las mujeres deben ocultarse y un libro en el que muestran su rebeldía inconformista y clandestina, su silencio y su alegría, su bondad y su risa. Un viaje para conocer a las personas y su agradecimiento; lo que hay debajo de su apariencia.
----
Leer artículo completo en el blog "Aragón Literario".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Reseña en la web bunburyespaña.com

Reseña en la web bunburyespaña.com

Sección: Let the music do the talking!!!

Artículo original en este enlace

------------------------

Beatriz Pitarch es noticia actualmente por haber publicado este año un fascinante libro sobre una experiencia propia basada en un viaje a Irán con su madre que se halla en silla de ruedas. Una historia que cautiva el corazón por su testimonio tan real contado en primera persona, anécdotas sobre la hospitalidad iraní, costumbres distintas y fanatismo religioso dentro de un bellísimo marco incomparable como son sus paisajes y sus mezquitas, sus olores y sabores y todo aquello que nadie puede imaginar a no ser que lo visite o bien lea esta preciosa obra titulada “El chador azul”. Nos adentra en el Irán o Persia como cariñosamente se le llama para resaltar toda la belleza artística y su magia a veces oculta bajo el negro que lo cubre todo. Altamente recomendable su rápida lectura que te atrapa desde el comienzo del viaje.

Esta incansable viajera nacida en Jaca, de vocación periodista y con estudios en Historia del Arte ha desarrollado su pasión por la música y la narración de historias tanto en la Radio, en Cadena Ser como en prensa escrita o televisión.

[...]

Texto: Susana Almarcha Mingote (SusanQ)
Foto: Raúl Zeta

--------------

Artículo publicado en la web bunburyespaña.com el 16/08/2010

Entrevista en El Norte de Castilla

Entrevista en El Norte de Castilla

Publicado en el periódico El Norte de Castilla.

-------------------------------------

Beatriz Pitarch: «En Irán todos tienen que aparentar ser los más »

17.07.10 - SANDRA CANTALEJO | SEGOVIA.

-¿A qué hace referencia el título del libro?

-El chador es una especie de sábana que sirve para cubrirte todo el cuerpo excepto la cara. Es de uso voluntario pero está muy extendido. Lo llevan de color negro y cuando alguna vez necesitábamos usarlo para entrar en alguna mezquita nos lo daban azul, lo que hacía que siempre supieran que éramos extranjeras.

-¿Cómo surge la idea de escribir y publicar ’El chador azul’?

-Mi madre y yo decidimos viajar a Irán para conocer el país, lo que fue una experiencia inolvidable. Entre que el destino no era muy convencional y que mi madre necesita una silla de ruedas para desplazarse, el viaje se prometía diferente. Con la intención de que mi madre tuviese el mismo recuerdo bonito que me quedó del viaje me puse a escribirlo todo, luego mi madre me convenció para llevarlo a una editorial para que lo publicasen y la editorial Laertes lo hizo.

-¿Cuánto duró el viaje?

-Tan sólo 15 días, por eso el libro es cortito. El viaje fue de turismo, sin pretensión de hablar de política ni del régimen, simplemente íbamos a ver los monumentos y las mezquitas, pero lo que nos ofreció el pueblo iraní era mucho más.

-¿Qué tipo de libro se encuentra el lector?

-Es un diario de viaje pero novelado, porque los diálogos se intercalan y hay cierta trama aunque sigue el orden cronológico del viaje y está basado en hechos reales. No hay nada de casualidad, todo pasó.

-¿Qué le sorprendió más?

-En el lado positivo la hospitalidad iraní, nos impactó la forma de darte todo sin pedir nada a cambio y agradecernos visitar su país. Extrapolándolo aquí no me veo dando las gracias a un japonés por visitarnos. En el negativo, la obligatoria religiosidad que lleva a una falsedad e hipocresía inmensa; allí todo el mundo tiene que aparentar ser el más religioso.

-¿Cómo es la experiencia de viajar dos mujeres solas por Irán?

-Volvería a repetir el viaje con una mujer más que con un hombre porque la división de sexos está muy marcada. Las mujeres no pueden ir en la parte delantera en el autobús y han de entrar por entradas diferentes a las de los hombres en el aeropuerto.

-¿Y dependiendo de una silla de ruedas en un país casi sin infraestructuras?

-Si hubiéramos sabido que era tan difícil viajar con la silla de ruedas por el país nos lo hubiéramos planteado. Nos lanzamos pero nos valió la pena.

--------------------------------------

Artículo original disponible en este enlace

Brioleta en Heraldo de Huesca

Brioleta en Heraldo de Huesca

Publicado en el Heraldo de Huesca. 06/07/2010

Brioleta en la prensa

Brioleta en la prensa

Brioleta. III Encuentro de Escritoras Aragonesas. Diario del Alto Aragón. 04/07/2010

El artículo también se puede leer en este enlace

Entrevista en Radio Huesca Digital

Entrevista en Radio Huesca Digital

Artículo original publicado en Radio Huesca

---------------------------------

Beatriz Pitarch en el Encuentro de Escritoras aragonesas de Yésero.

Dentro de las actividades que el Área de Cultura de la Comarca Alto Gállego tiene programadas para el l tercer encuentro “BRIOLETA. Encuentro de Escritoras Aragonesas” que se lleva a cabo los días del 2 al 4 de julio en la localidad de Yesero, se han programado mesas redondas y veladas literarias en las que participa la escritora jacetana y locutora de la Cadena Ser en Zaragoza, Beatriz Pitarch.

En declaraciones a Radio Huesca Digital, ha comentado que en una presentación de su libro “El Chador azul”, integrantes de la organización de este encuentro le invitaron a participar. Esto le supone, para alguien que se ha introducido en este mundo literario, el poder compartir y aprender de escritoras como María Frisa, Elena Chazal y Angélica Morales, que solo conoce por su obra.

Este encuentro pretende ser, por un lado, una jornada de convivencia y de conocimiento mutuo entre escritoras de géneros y lenguas diferentes de Aragón y, por otro, un foro donde puedan compartirse experiencias con otras mujeres interesadas en el mundo de la escritura y la lectura.

El Chador azul”, recoge la crónica de Beatriz Pitarch y su madre Asunción en silla de ruedas que se fueron a la antigua Persia por amor al arte. Después de salvar muchas barreras arquitectónicas, defenderse en el caos de tráfico de Teherán, moverse con destreza y esfuerzo entre ruinas arqueológicas, orientarse por bazares laberínticos, escribió la experiencia vivida que le entrego a su madre.Siendo Asunción la que le invitó a que lo publicará y desde una editorial le respondieron que adelante.

Mujer viajera como su madre, la inspiración para un nuevo libro puede surgir en cualquier lugar, como “ estos días en Yésero”, ya que en Irán “el motivo inicial del viaje fue conocer directamente el arte y la cultura persa, pero según pasaban los días lo que más les intereso fueron las gentes”.

---------------------------
 
 Leer artículo completo aquí

Castro Digital

Castro Digital

Artículo completo en Castro Digital

-------------------------------------

[...] Ante un público expectante, la autora, que viene presentando su libro por diversos lugares de España desde que se publicó hace varios meses, fue explicando el desarrollo del libro, que se basa en un viaje real a través de Irán. La historia surge tras regresas a casa después del viaje. Volví con una idea muy cambiada de lo que esperaba encontrar. Ha sido un regalo para mi madre que me acompañó en el viaje en su silla de ruedas.

Tras la presentación y durante el coloquio con los asistentes y sobre la situaciones vividas ante la imposibilidad de su madre señalaba que dificultades en cuanto a las barreras arquitectónicas, todas las imaginables y más, no había rampas, todo eran escaleras, un poco complicado  para el acceso con sillas de ruedas. Pero esta parte se compensa con creces con la amabilidad de los iraníes que enseguida se acercaban a ayudar.

Acerca de sus proyectos, la escritora señalaba que estoy escribiendo una continuación de este viaje, otro viaje, también con mi madre realizado a Myammar. Otra cosa es que se  publique [...]

-------------------------------------

Publicado en Castro Digital el 07/06/2010

Euronovios 2010-2011

Euronovios 2010-2011

El Chador Azul, libro recomendado en la Revista Euronovios 2010 - 2011. Distribuida en Aragón, Navarra, La Rioja, Soria y Lleida.

Hora Nova

Hora Nova

Traducción: Beatriz Pitarch presenta "El Chador Azul" en Mallart. La escritora estuvo en Figueres el viernes para explicar la peripecia en una silla de ruedas que narra en su último libro.

Publicado en el periódico Hora Nova, Figueres 01/06/2010

Crónica de la presentación de libros más larga del mundo

Crónica de la presentación de libros más larga del mundo

Juan Luis Saldaña escribe estas bonitas palabras en su blog El Maquinista de la general

[...] Empieza a rodar la idea más tonta y absurda que he tenido en los últimos meses, pero de ideas tontas también se vive. Y de ilusión. [...] Desfila algún otro proyecto eclipsado como el de José Gabarre y el Sr. James hasta que llega la luz oriental de Beatriz Pitarch con su Chador Azul. Es, quizá, el primer momento de magia de la jornada. Beatriz sabe cómo se vende un libro. No en vano lleva tiempo haciendo bolos y este se lo merendó. [...]

Crónica completa

Publicado el 12/05/2010

Mondosonoro Aragón

Mondosonoro Aragón

Texto: Encuentros literarios para tardes de domingo

Apuro al máximo mis horas en Zaragoza (o La Gota, con el permiso de Octavio) para poner la grabadora en medio de la mesa que comparto con Octavio Gómez Milián, ganador del premio de poesía de la última edición del premio Santa Isabel de Aragón, columnista de El Heraldo de Aragón y coordinador de las secciones Voces de Aragón y Resurrección de la editorial Comuniter, y Beatriz Pitarch, coordinadora del proyecto Aragón Musical, locutora de la Cadena Ser y periodista para diferentes medios. Ambos han publicado dos volúmenes conceptuales, aunque eso sea lo único que tienen en común. Ella presenta el relato en primera persona del viaje a Irán (o Persia, para los más escrupulosos) que compartió con su madre y su silla de ruedas. Casi sin darse cuenta y con Miguel Mena como padrino, Beatriz vio su primer libro publicado por la editorial catalana Laertes y distribuido en librerías de todo el Estado. Octavio destaca que "es un libro muy ameno, de literatura nada sobrecargada; estoy acostumbrado a leer libros de prosa que hacen juegos malabares con la literatura y a veces se olvidan de la historia".

Una historia que recoge situaciones complicadas como la falta de libertades y derechos de la mujer o los condicionantes religiosos de la sociedad iraní, y que la autora resuelve de manera sencilla. "El punto clave del libro es que no hay ni un síndrome de Estocolmo que puede suceder al turista en una sociedad en la que existen censuras tanto de libertad de expresión como de comportamiento, y que debido a ese síndrome le puede resultar amable o interesante, ni encontramos un punto de vista occidental en el que todo se censura desde nuestra perspectiva moral. Se proponen las situaciones dejando al lector la oportunidad de sacar sus propias conclusiones". Beatriz apunta que "ese equilbrio se consigue gracias a dos personajes reales con opiniones contrapuestas. Agradecí mucho hacer el viaje con otra mujer porque en Irán todo está separado por sexos, desde el aeropuerto hasta el autobús. En las conversaciones con la gente descubres universitarias repartiendo octavillas revolucionarias y mujeres que consideran el chador como un símbolo de igualdad. Lo que es verdad es que todos son muy conscientes de que su cultura está mal vista en el resto del mundo" [...]

Texto: Mertxe V. Valero

Publicado en Mondosonoro Aragón. Abril, 2010.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

En silla de ruedas por la antigua Persia

En silla de ruedas por la antigua Persia

Artículo original en El Blog de Roge

-------------------------------------

Beatriz Pitarch y su madre Asunción en silla de ruedas se fueron a la antigua Persia por amor al arte. Beatriz es licenciada en Historia del Arte, Asunción en Bellas Artes. Querían admirar Persépolis en primavera. Tuvieron que salvar muchas barreras arquitectónicas, defenderse en el caos de trafico de Teherán, moverse con destreza y esfuerzo entre ruinas arqueológicas, orientarse por bazares laberínticos. Todos los sufrimientos fueron pocos ante la admiración que les causo las bellezas que observaron en Irán y la gran hospitalidad de su pueblo. Beatriz recoge la crónica de este viaje en el libro “El Chador azul”.

Beatriz Pitarch nació en Jaca en 1977 auque reside en Zaragoza desde hace bastantes años. Trabaja como locutora de radio en la Cadena SER. Realiza un par de viajes al año, uno de ellos con Asunción. El primer destino que eligieron desde que su madre esta en silla de ruedas fue Irán. Salía de una operación de rodillas pues tiene necrosis.

Cuando comentaban que se iba a Irán a la gente les sonaba país en guerra (se confundían con Iraq), cuando sustituyeron la palabra de Irán por la de Persia, nombre con el que se conocía el país hasta 1935, el resultado fue diferente pues suena a alfombras, palacios y fantasía oriental.

Beatriz y Asun en su primer día de estancia en Teherán liberan una lucha abierta para cruzar las grandes avenidas en la silla de ruedas. Para cruzar, Asun despliega el bastón a modo de puntero con el que hace señales a los coches. En cuanto parece que frenan, Beatriz empuja la silla con decisión. El truco esta en no dudar.

En la capital de Irán visitan museos, palacios y el bazar de diez kilómetros de extensión y más de dos mil puestos. En el mausoleo del Eman Zeid deben colocarse por primera vez el chador. Beatriz define de esta manera la prenda: “Es una especie de sabana semicircular que se coloca en la cabeza y te cubre todo el cuerpo, haciendo que parezcas una monja, una sombra o un fantasma, según se miré. El uso en Irán está muy extendido y, aunque en algunas mezquitas o recintos sagrados sea de carácter obligatorio, las que lo llevan por la calle lo hacen de forma voluntaria, y en todos los casos de color negro. Los nuestros, sin embargo son azules con dibujos de flores.

Luego visitan la ciudad de Shiraz. En la mezquita Nassir Ol Molk Beatriz tiene uno de los momentos místicos del viaje. Están solas en su interior. El juego que las luces realizan en la sala de oración coloreado las vidrieras que a su vez se reflejan en el suelo de color turquesa. Beatriz describe el momento:”El rojo me rodea, el verde me acaricia, el amarillo me ilumina….La sala desprende magia, la belleza es abrumadora y pienso en que esta es la ciudad más bonita que he visto nunca.”

Sensibles a toda disciplina artística se dirigen al mausoleo de Saadi, uno de los más queridos poetas iraníes. La poesía en Irán esta presente en todos los hogares y todos saben recitar versos de memoria.

Asun y Beatriz llegan hasta Persépolis, ahí le espera inmóvil desde hace 2.500 años. Para empezar deben de superar ciento once escalones. Se trata de la escalera principal, única forma de llegar a las ruinas. Con mucho tesón y esfuerzo consiguen llegar hasta arriba pero una vez allí observan que el terreno sobre el que se levanta Persépolis es pedregoso y las ruedas de la silla no giran bien sobre las piedras, se enganchan, se tuercen y se atascan constantemente. De forma tozuda avanzan hasta que dan con el truco de inclinar la silla en un ángulo de 45 grados y apoyarla solo con las ruedas traseras.

El viaje por Irán prosigue por otras ciudades como la de Yazd, Isfahan o Qom.

Beatriz Pitarch intervino en la Casa de la Palabra el martes 6 de abril. Nos comentó que aunque el motivo inicial del viaje fue conocer directamente el arte y la cultura persa según pasaban los días lo que más les interesó fueron las gentes y sus inquietudes. Destaca que los iraníes les acogieron con una gran hospitalidad y en ningún momento se sintieron inseguras.

Texto: Roge Blasco
Publicado en El Blog de Roge el 11/04/2010

-----------------------------------------

Audio relacionado

 

Artes y Letras

Artes y Letras

Suplemento Artes y Letras, Heraldo de Aragón. Publicado el 08/04/2010

Irán desconocido

Irán desconocido

Publicado en el periódico El Correo. Miranda de Ebro, 28/03/2010

El artículo completo se puede leer en este enlace

Miranda de Ebro

Miranda de Ebro

Periódico El correo. 27/03/2010

Viajes literarios

Artículo original en el blog "La Cuenta atrás"

--------------------------------------------

Lo confieso: me gustan las novelas de viajes. Las razones me parecen tan obvias que no merece la pena explicarlas, sobre todo si se tiene en cuenta mi vida sedentaria cuyo desplazamiento más largo comprende 30 kilómetros a la redonda. Pero también me resultan frustrantes porque me hacen comprender que por mucho que quiera viajar en mi vida, aunque dedicara todos los años que me quedan sólo a viajar, no podría abarcar ni una mínima parte de este mundo tan maravilloso que nos envuelve.

Con esta sensación (y mucho ’mono’ de viaje) me embarqué en la lectura de El chador azul, de Beatriz Pitarch. No sé muy bien cómo describir este libro. Cuenta las vivencias de dos mujeres (una de ellas en silla de ruedas) en Irán (o la antigua Persia). Durante un par de semanas recorren las grandes ciudades y también el desierto y se empapan de una cultura que posee pocas semejanzas con la nuestra. [...]

[...] (me encanta la diferenciación Irán/terrorismo-Persia/elegancia), es descriptiva 100 por 100 (parece que se pueden tocar los palacios, las telas, la arena del desierto) y tiene cierta trama (qué gran partido se podría haber sacado a la historia de Sadeq). [...] El caso es que la controversia (por ejemplo, esa descripción de la Semana Santa española) está servida, pero no se explota todo lo que debería. La autora se limita a dejar las conversaciones más trascendentales (creo que a propósito) sin ninguna continuación. Sólo un punto-final-cambio-de-capítulo. Y ahí queda. Esto es bueno, porque no posiciona al escritor (ni tiene por qué) [...]

En cualquier caso, El chador azul es un libro muy recomendable, sobre todo cuando uno quiere respirar nuevos aires y las circunstancias no lo permiten. Nos descubre un país hechizante sin más pretensión que esa, descubrir [...]

Texto: Patricia Vera
23/03/2010

------------------------------------------

Artículo completo en el blog "La Cuenta atrás"

Reseña en la blogosfera

Reseña en la blogosfera

Artículo original en el blog "La historia en mis libros"

-----------------------------------


El chador azul es una novela corta que narra la experiencia de un viaje a Irán desde la perspectiva de la propia autora del libro, que será la protagonista.

Beatriz iniciará un viaje a Irán con su madre, la cual se desplaza en silla de ruedas. Nos contará los quince días allí transcurridos, visitando mezquitas, ruinas arqueológicas, templos cristianos… y manteniendo contacto con mucha, mucha gente lo que la llevará a la conclusión de que el pueblo iraní es sumamente acogedor. Cabe destacar las visitas a los miniaturistas persas (hecho que  me recuerda a los cuentos de las Mil y una Noches y no sé yo porqué) o a las tiendas de alfombras. Pero lo que cabe destacar por encima de todo es que a pesar de los problemas físicos que su madre acarreaba, ella no tuvo que esforzarse nunca por cargar con la silla de ruedas, estaban sus guías pero cuando no, nunca tuvo que pedir ayuda, siempre había alguien listo para echarle una mano.

Nos encontraremos con situaciones que no sé si calificar como curiosos o como…, por ejemplo, las maneras de taparse la cara que tienen las mujeres, la forma de ligar en aquel país, los nómadas (curioso pueblo que al estar apartado de toda sociedad sedentaria, se permite el lujo de utilizar todos los colores habidos y por haber en sus vestimentas).

En fin, este es un libro sencillo, sin pretensiones, que te invita a acercarte a un país que para casi todos nosotros resulta desconocido y del que lo único que sabemos es lo que nos llega a través de los medios de comunicación (no siempre bueno), aquí se nos muestra la otra cara del país, aunque sólo sea por eso, merece la pena el libro.

Permitidme por último, que os cuente una breve anécdota que aparece en las primeras páginas del libro: Cuando la autora decía a sus amistades y conocidos que se iba de viaje a Irán, todos le decían lo peligroso que era. De esta manera, Beatriz decidió cambiar de estrategía y decir que se iba de viaje a Persia, entonces todos le decían que cuanto arte había allí y que había buenas alfombras.

----------------------------

Texto: Eva María Martin
07/03/2010

Hospitalidad iraní en Huesca

Hospitalidad iraní en Huesca

Heraldo de Aragón, Huesca 06/03/2010

---------------------------------------------

LITERATURA. La periodista Beatriz Pitarch presentó en la librería Anónima su libro "El Chador Azul" en el que relata un viaje con su madre por la antigua Persia

Hospitalidad iraní en Huesca

De un viaje surgió un libro, en el que la realidad supera a la ficción. La periodista jacetana Beatriz Pitarch presentó su primer trabajo literario, "El Chador Azul", en la librería Anónima de Huesca. "No ha sido nada premeditado", explicó Pitarch, quien no se imaginaba que su visita cultural a Irán en 2007 terminaría en un apasionante trabajo editado por Laertes.

La periodista y su madre, en silla de ruedas, viajaron para conocer los monumentos de la antigua Persia, pero lo que se encontraron les causó tanta impresión que su primer motivo pasó a un segundo plano en la lista de prioridades.

"Sí, nos encontramos ese país con un régimen autoritario que sale en televisión, pero por otro lado vimos a una población muy hospitalaria con los extranjeros y que intentaba triquiñuelas para burlar las duras reglas", afirmó la autora.

Pequeños detalles

Le llamaron la atención pequeños detalles como, por ejemplo, que las mujeres enseñaran el tobillo como símbolo de rebeldía, o que los guías aprovechasen para ligar en cualquier ocasión por la falta de oportunidades que habitualmente tienen. De ese curioso día a día está hecho "El Chador Azul" en el que todo es realidad.

No es casualidad que en la presentación se sirvieran pistachos y té frío, sino que más bien es una muestra de gratitud hacia Irán. "cuando paseábamos por las calles -continuó Pitarch- nos paraban para hablar y ofrecernos frutos secos y bebida, algo precioso que en España no se hace".

Aunque el color de rosa se desvaneció en alguna ocasión, como con las barreras arquitectónicas de las calles (no había carritos de bebé o sillas de ruedas) o con la supuesta religiosidad de algunos iraníes, que aparentaban ser piadosos para no sufrir los castigos del régimen. "Vimos lo bueno y lo malo", apostilló la autora, quien estuvo arropada en Huesca por el poeta e integrante de Domador, Antonio Romeo, y por su amigo y escritor Octavio Gómez Milián. Y, sin duda, el piscolabis dejó asombrados a los que acudieron a la presentación de este libro lleno de experiencias sobre un territorio tan desconocido como Irán.

Texto: Celia García
Pie de foto: La periodista jacetana Beatriz Pitarch, con su libro en la Librería Anónima de Huesca. Foto: Rafael Gobantes

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Lo que más nos impactó de Irán

Lo que más nos impactó de Irán

Página completa en el Diario del Alto Aragón. 6/03/2010.

Texto también disponible en este enlace

Entrevista en la revista Bejopa

Entrevista en la revista Bejopa

Revista cultural de Huesca. Enero 2010.

Texto también disponible desde este enlace

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres